Cuando era puertorriqueña

– “Buenos días, ¿para dónde va?”

– Al ensayo.

– Muy bien, están en la Sala de Drama, puede pasar.

Y entré. Tantas veces he ido al Centro de Bellas Artes de Santurce, tantas, tantas veces que sería imposible poder definir el número. He ido a ver obras de teatro, musicales, obras de época, comedias, dramas, en fin, de todo un poco. Pero jamás pensé que tan pronto en mi carrera como actor iría a pisar su escenario.

Se trata de la adaptación teatral del libro Cuando era puertorriqueña de Esmeralda Santiago, que subirá a escena en el Centro de Bellas Artes de Santurce del 14 al 16 de octubre de 2015, con funciones cada día a las 9:30 de la mañana, y una última función el martes 20 de octubre a la misma hora.

Agradecido por demás a la producción por permitirnos participar en este proyecto tan bien cuidado, bajo la dirección de una gran artista, la actriz y directora Cristina Soler.

51RAjIxx8YL


Sígueme en:


Un almuerzo con Cristina

11258027_10153260995295330_561087356951275453_n

Ella siempre ha estado para mí, y tengo el “feeling” de que siempre lo estará. De profesora, se convirtió en mentora, de mentora a amiga, y de amiga, ahora es una de mis madres postizas. Esa es Cristina Soler, una mujer entregada, valiente, y muy luchadora.

El pasado lunes no fui al trabajo pues andaba con un dolor de espalda que casi no me permitía sentarme sin susurrar un “ayyy”, así que decidí ir a una farmacia en San Patricio para comprar algo que calmara un poco la molestia. De camino dije, “contra, hace un tiempito que no veo a Cristina, la voy a llamar a ver si nos podemos encontrar para almorzar”. Y como es usual en ella, que si tiene tiempo disponible, te lo obsequia, nos encontramos para echarle algo “light” al estómago.

Nos pusimos de acuerdo por teléfono, y quedamos en ir a Ponderosa. Cuando llegó, la vi caminando hacia el restaurante, calmada, relajada, y rapada. La recibí con un abrazo efusivo, como siempre, y rápidamente nos pusimos al día. Hablamos de todo un poco, pero lo mejor de nuestra conversación fue cuando ella miró mi plato y rió al ver mi comida “light”.

“¿Esa es tu comida ‘light’?”, preguntó entre risas, porque su plato era mayormente de ensaladas verdes, mientras que el mío estaba compuesto de ensalada de coditos con mayonesa, macarrones con queso, maíz suelto, croquetas de papa, bolitas de mofongo, pan, sorullitos de maíz, queso rayado y jamón. ¡Qué “light”!

Pasamos un rato divino, donde hablamos de teatro mayormente, pero también tuvimos la oportunidad de discutir sobre la ingeniería detrás de la ropa interior masculina, los futuros proyectos de mi diseñador personal, Julio Andrés, entre otros temas de los que siempre hablamos.

La última puesta en escena que vi de Cristina fue hace unos dos meses, cuando se presentó en Una perra llamada Sylvia. Y me estoy preparando para mañana verla en Ingenio (WIT), en el Centro de Bellas Artes de Santurce, así que ya les contaré.

Un saludo,

Josh

Sigan conectados con nosotros, y no olviden suscribirse a este blog. Búscame en Twitter:@CostalesJosh, en Facebook: www.facebook.com/joshcostalespr.

Una Perra Llamada Sylvia

Mientras estudié actuación en el Departamento de Drama de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Rio Piedras, tuve la oportunidad de conocer a una de mis grandes amigas, la actriz Cristina Soler. Primeramente fue mi profesora, y luego se convirtió en amiga, como una madre. Siempre ha estado para mí en mis mejores y peores momentos, por lo que a ella tengo mucho que agradecerle.

Llámenlo casualidad, coincidencia, o como quieran, pero cada vez que estoy de cumpleaños, ella está presentando algún proyecto teatral. Este año no fue la excepción, así que ayer, en mi gran día de celebración, fui a verla en su participación teatral donde caracteriza a Kate, junto a Gerardo Ortiz, Suzette Baco, y Raymond Gerena.

IMG_20150314_233340

(Cristina y yo en el camerino.)

La puesta en escena, espectacular, y lo mejor de todo es que al final de la obra, pudimos escuchar a Suzette hablarnos sobre su organización que se encarga de rescatar perros y gatos sin hogar. Lo más que me gusta de dicha organización es que no sólo rescatan y ayudan a los animales, sino que también tienen una campaña para educar al país sobre los beneficios de ser guardián de un perrito o gatito rescatado, y como evitar la sobrepoblación canina y felina a través de la esterilización. Mis felicitaciones a Suzette por eso.

Sigamos apoyando el talento y las producciones locales, que tanto bien traen a nuestra sociedad.

Un saludo,

Josh


Sígueme en Twitter: @CostalesJosh …….. y en Facebook Josh Costales!