Comunicado de Prensa: Camoens

30 de octubre de 2015

Camoens: un drama desconocido de Alejandro Tapia y Rivera

Sube a escena el más desconocido de los dramas de

Don Alejandro Tapia y Rivera, basado en la vida del poeta portugués Luis de Camoens.

 

El Conservatorio de Arte Dramático del Ateneo

lo representa nuevamente en una versión modernizada.

CAMOENS, el más desconocido de los dramas de Don ALEJANDRO TAPIA Y RIVERA,  será llevado a escena por el Conservatorio de Arte Dramático del Ateneo Puertorriqueño con estreno el jueves, 3 de diciembre de 2015, en el Teatro del Ateneo, en funciones jueves, viernes y sábados a las 8:30 pm y domingos a las 4:30 pm.

El estreno de la más desconocida obra de Tapia y Rivera forma parte de las celebraciones que el Ateneo Puertorriqueño promoverá durante el próximo año, en union a otras instituciones culturales como el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe, en torno a la figura del Maestro Alejandro Tapia y Rivera, y es la obra que cierra el actual 37 Festival de Teatro del Ateneo.

Luis de Camoens, voz poética de la nación portuguesa que se inmortalizó en la épica de Las Lusíadas, tuvo una vida extraña, intensa y azarosa. Camoens fue perseguido por el escándalo, señalado por los propios ejércitos a quienes sirvió, autor de los más hermosos sonetos de la poesía lusa, y entre sus muchos amores, los tuvo fogosos con una joven de la aristocracia portuguesa, llamada Catalina de Ataide, que fue su más ardorosa musa.

La historia de estos amores es recogida por Tapia en este drama escrito y publicado durante su segundo exilio en Madrid en el año 1869. Fue leído con gran éxito en Madrid y estrenado Puerto Rico en el año 1878 por la prestigiosa compañía de Eugenio Astol y fue quizá su más resonante triunfo de entonces, siendo celebrado por notables críticos del momento como Manuel Fernández Juncos quien calificó la obra  de “excepcional, intensa y de lo mejor de la producció”  tapiana. Sin embargo, con todo el éxito de su momento, Camoens nunca volvió a representarse y fue lanzada al más cruel de los olvidos.

El Prof. Roberto Ramos-Perea, director de la pieza, ha realizado una puesta en escena modernizada, adaptada al presente, en la que destacan los elementos románticos como el duelo, las visiones fantasmales y el amor traicionado por la intolerancia. Mediante el uso de música moderna, bailes y actuaciones intensas, se busca dar al romanticismo decimonónico de Camoens un vuelco novedoso, neoromántico si se quiere, que nos permita apreciar hoy, las intensidades de aquel apasionado drama de ayer.

La obra es protagonizada por el Dr. Edgar Quiles Ferrer, Mayra Echevarría, Rolando Reyes, Israel Solla, Gina Figueroa-Hamilton, Andrés López Sierra, Roberto García y Ana María Muñiz, entre otros 30 actores en escena. La coreografía es de Astrid Ayala, con producción de Jaiyslinn González para el Conservatorio de Arte Dramático.

La obra estrenará en ocho funciones en el Teatro del Ateneo desde el jueves 3 al domingo 13 de diciembre de 2015, en funciones jueves, viernes y sábados a las 8:30 y domingos a las 4:30 p.m. en el Teatro del Ateneo en el Viejo San Juan.

Para más información  llamar al 787-721-3877, 787-722-4839 o 787-977-2307. La entrada es gratuita, con donativo voluntario a la salida y no se hacen reservas. Sujeto al orden de llegada y al cupo de la sala.

Camoens1  

El Marciano

Les dejo esta noche con este “review” de una compañera escritora colombiana. Espero que al igual que yo, se animen a leer el libro.

Un saludo,

Josh

Ivonne Escribe

Acabé de leer un libro espectacular: El Marciano de Andy Weir. Lo leí en inglés porque: 1. me es más fácil y 2. porque no sé si ya esté a la venta en librerías nacionales, acá todo llega tan tarde. Lo que sé que ya está traducido y es publicado por Ediciones B en España. Anyway… Es espectacular.

16520g

Nunca había sentido tanta emoción y ansiedad leyendo un libro desde hace un buen tiempo; recuerdo que semejantes reacciones solo habían sido detonadas por historias como 20.000 Leguas de Viaje Submarino de Julio Verne, libro que leí a eso de los 12 años o con El Señor de Los Anillos. Ese es el poder de una historia bien contada.

Mark Watney nos lleva desde la primera y hasta la última página en una aventura por sobrevivir a la adversidad en Marte. Ciencia dura y pura es lo que tiene este libro, y antes…

View original post 221 more words

Bendiciones disfrazadas

Sí, sólo tengo veintisiete años y estoy escribiendo mi autobiografía. Algunos pensarán que soy muy joven aún y que debería esperar a tener más experiencias de vida antes de publicar algo como esto. No obstante, cada uno tiene su perspectiva de la vida, y yo, a mis cortos veintisiete, he vivido momentos que me han marcado para siempre. Momentos que me han servido para ser quien soy hoy y haber logrado todo lo que he logrado, y vivir agradecido por lo que no he logrado también.

Considero que nunca es muy pronto o muy tarde para compartir nuestras experiencias. He descubierto grandes lecciones de vida a través de personas que me han contado sus historias. Siempre hay algo enriquecedor que puedes utilizar. Veo todas estas anécdotas como espejos. Miro mi vida reflejada en cada relato, en cada confesión. ¿Por qué? Porque lo que hoy te pasó a ti, me podría pasar a mí, y viceversa. Así es la vida, compuesta de días que consideramos buenos y otros que no son tan buenos, o por lo menos así pensaba yo.

En mi corto libro, que se titulará: La vida es una tómbola, fuera del armario, abro mi corazón al lector, y le cuento mi historia tal como la recuerdo. He abierto capítulos dolorosos de mi vida, pero así mismo les he dado el valor a cada uno de los sucesos que en su momento pensé que eran maldiciones. Hoy los veo diferente. Ahora tengo la madurez necesaria para comprender que no fueron maldiciones, sino bendiciones disfrazadas.

Bendiciones Disfrazadas (3)


 Sígueme en:


Un almuerzo con Cristina

11258027_10153260995295330_561087356951275453_n

Ella siempre ha estado para mí, y tengo el “feeling” de que siempre lo estará. De profesora, se convirtió en mentora, de mentora a amiga, y de amiga, ahora es una de mis madres postizas. Esa es Cristina Soler, una mujer entregada, valiente, y muy luchadora.

El pasado lunes no fui al trabajo pues andaba con un dolor de espalda que casi no me permitía sentarme sin susurrar un “ayyy”, así que decidí ir a una farmacia en San Patricio para comprar algo que calmara un poco la molestia. De camino dije, “contra, hace un tiempito que no veo a Cristina, la voy a llamar a ver si nos podemos encontrar para almorzar”. Y como es usual en ella, que si tiene tiempo disponible, te lo obsequia, nos encontramos para echarle algo “light” al estómago.

Nos pusimos de acuerdo por teléfono, y quedamos en ir a Ponderosa. Cuando llegó, la vi caminando hacia el restaurante, calmada, relajada, y rapada. La recibí con un abrazo efusivo, como siempre, y rápidamente nos pusimos al día. Hablamos de todo un poco, pero lo mejor de nuestra conversación fue cuando ella miró mi plato y rió al ver mi comida “light”.

“¿Esa es tu comida ‘light’?”, preguntó entre risas, porque su plato era mayormente de ensaladas verdes, mientras que el mío estaba compuesto de ensalada de coditos con mayonesa, macarrones con queso, maíz suelto, croquetas de papa, bolitas de mofongo, pan, sorullitos de maíz, queso rayado y jamón. ¡Qué “light”!

Pasamos un rato divino, donde hablamos de teatro mayormente, pero también tuvimos la oportunidad de discutir sobre la ingeniería detrás de la ropa interior masculina, los futuros proyectos de mi diseñador personal, Julio Andrés, entre otros temas de los que siempre hablamos.

La última puesta en escena que vi de Cristina fue hace unos dos meses, cuando se presentó en Una perra llamada Sylvia. Y me estoy preparando para mañana verla en Ingenio (WIT), en el Centro de Bellas Artes de Santurce, así que ya les contaré.

Un saludo,

Josh

Sigan conectados con nosotros, y no olviden suscribirse a este blog. Búscame en Twitter:@CostalesJosh, en Facebook: www.facebook.com/joshcostalespr.

Mi viaje en la escritura

writing

Estoy consciente que tal vez el título de esta entrada no es el más llamativo, ni el más adecuado. No obstante, tengo que admitir que constantemente me encuentro en una nube donde me hago mil preguntas a la vez, y tal como me han enseñado, el análisis es parálisis.

Actualmente, estoy trabajando en varios proyectos. Uno de ellos, una obra de teatro corta que escribí hace unos meses atrás y que esta en proceso de edición, para finalmente someterla y presentarla. Algo que para mí es muy importante, pues también estaré actuando en ella, y los que me conocen saben que mis dos grandes pasiones en la vida lo son la escritura y el teatro.

El otro proyecto es una autobiografía que publicaré próximamente a través de la plataforma de libros electrónicos de Amazon, Kindle. Demás está decir que es mucho trabajo, y muy complejo, pues me toca hurgar en mi pasado, desenterrando momentos que no quisiera que se repitieran nunca jamás. Dicho esto, es casi obvio que tengo mucho taller sobre mi pequeño escritorio blanco.

A veces veo tanto trabajo para escribir y editar que simplemente me siento bloqueado. Y tal vez, si alguno de ustedes se ha sentado a hacer escritura creativa en algún momento, sabrá que no es tarea tan sencilla, mucho menos cuando se intenta hacer de la manera más profesional posible, sin tener la solvencia económica para solicitar ayuda, por lo que terminas siendo como Cuca Gómez, “Yo lo uso, yo lo fabrico, y yo lo recomiendo.”

¿Cuál es mi gasolina para continuar con mis proyectos? Primeramente el gran amor que le tengo a estos dos artes, y segundo el apoyo que recibo de tanta gente. Para ponerles un ejemplo, el pasado mes me encontraba en The Mall of San Juan, haciendo una visita de rutina a la única tienda que una persona como yo podría entrar, Teavana. Al salir, me encontré con Ana, una amiga de muchos años, a la cual no veía hacia mucho tiempo. Tan pronto me vio, luego de saludarme efusivamente, como siempre ha hecho, lo primero que hizo fue preguntarme por mis proyectos de teatro y escritura. Ella, sin saberlo, me dio el “pushing” para sentarme a escribir ese mismo día tan pronto llegué al apartamento.

Y pienso que para todas las cosas que hacemos, siempre es bueno contar con alguien que te aliente a no parar ni un instante, y seguir desarrollándote, porque mientras tus miedos te atacan, hay gente que cree en ti y en tu potencial más de lo que puedas imaginarte.

¡Hasta pronto!

Sigan conectados con nosotros, y no olviden suscribirse a este blog. Búscame en Twitter: @CostalesJosh, en Facebook: www.facebook.com/joshcostalespr.

Muy pronto… Astrid ‘Artistikem’ Cruz

Astrid

Cuando cursaba estudios en la Universidad de Puerto Rico Recinto de Rio Piedras, en uno de los laboratorios de Inglés Comercial, conocí a Astrid.

Nunca me imaginé que aquella chica, inteligente por demás, terminaría siendo escritora y amiga personal. Le he propuesto, a través de la red social Twitter (@CostalesJosh), una invitación para presentarles su trabajo, su vida y su carrera como escritora.

Afortunadamente, aceptó mi invitación, por lo que pronto, muy muy pronto, estaré compartiendo con ustedes una entrevista a esta gran mujer escritora.

Sigan conectados con nosotros, y no olviden suscribirse a este blog. Búscame en Twitter Twitter, en Facebook: www.facebook.com/joshcostalespr.

Un saludo,

Josh

Una Perra Llamada Sylvia

Mientras estudié actuación en el Departamento de Drama de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Rio Piedras, tuve la oportunidad de conocer a una de mis grandes amigas, la actriz Cristina Soler. Primeramente fue mi profesora, y luego se convirtió en amiga, como una madre. Siempre ha estado para mí en mis mejores y peores momentos, por lo que a ella tengo mucho que agradecerle.

Llámenlo casualidad, coincidencia, o como quieran, pero cada vez que estoy de cumpleaños, ella está presentando algún proyecto teatral. Este año no fue la excepción, así que ayer, en mi gran día de celebración, fui a verla en su participación teatral donde caracteriza a Kate, junto a Gerardo Ortiz, Suzette Baco, y Raymond Gerena.

IMG_20150314_233340

(Cristina y yo en el camerino.)

La puesta en escena, espectacular, y lo mejor de todo es que al final de la obra, pudimos escuchar a Suzette hablarnos sobre su organización que se encarga de rescatar perros y gatos sin hogar. Lo más que me gusta de dicha organización es que no sólo rescatan y ayudan a los animales, sino que también tienen una campaña para educar al país sobre los beneficios de ser guardián de un perrito o gatito rescatado, y como evitar la sobrepoblación canina y felina a través de la esterilización. Mis felicitaciones a Suzette por eso.

Sigamos apoyando el talento y las producciones locales, que tanto bien traen a nuestra sociedad.

Un saludo,

Josh


Sígueme en Twitter: @CostalesJosh …….. y en Facebook Josh Costales!

Una nueva oportunidad

¡Hola!

Reciban un cordial saludo de mi parte. Hoy estoy muy feliz de poder compartir un ratito con ustedes. Y es que tengo que contarles algo maravilloso que está pasando.

El pasado 20 de febrero de 2015, por razones que voy a preferir obviar por el momento, escribí un “post” en Facebook que tuvo una gran acogida, y sembró mucha polémica.

Dadas todas las circunstancias que estamos viviendo hoy día en Puerto Rico, me siento en la obligación moral y social de compartir mi historia con el mundo. Quiero compartir con mis lectores todo lo que me ha ocurrido, lo que me ha hecho ser quien soy al día de hoy, y sobre todo, que aquellos que no me conocen personalmente, puedan saber un poco más de mí.

Al momento tengo varios proyectos corriendo, sin embargo, he decidido poner todo en alto y dedicarme en los siguientes meses a escribir una autobiografía. Si lo pienso mucho, no lo hago, pues sinceramente no es tan sencillo abrirte con el mundo y contarle todo lo que te ha pasado. Sin embargo, creo que es momento de dar este paso, que aunque simple, muy comprometedor.

Al escribir, estoy tomando todas las debidas precauciones para ofrecerles una lectura lo más acercada a mis recuerdos, a mi historia, y a mi pasado; con miras de tal vez, yo mismo, entender mi presente y hacia dónde apunta mi futuro.

Debo admitir que aunque a penas comienzo con todo esto, ya empiezo a sentir como estoy abriendo capítulos en mi vida que estaban cerrados. Recuerdo tantas cosas…. Algunas con mucha melancolía, otras con mucho cariño, y otras con la sabiduría necesaria para entender que todo lo que me pasó tenía que pasar para que hoy pudiera sentarme a escribirles estas líneas.

Algunos me preguntan, ¿No te da miedo contar asuntos tan personales e íntimos? Y la verdad es que sí, en ocasiones me siento que estoy comprometiendo mucho de mi ser en este nuevo proyecto, sin embargo, como he escuchado decir muchas veces, de los cobardes no se ha escrito nada.

Hoy después de varios años de sanación, y luchas que aún sigo enfrentando, me atrevo. Es que creo que a mí me hubiera hecho mucho bien tener en mis manos una historia real, que pudiera leer y que me llenara de valor, sabiendo que no importa lo dura que pueda ser la carga, siempre Dios nos ayuda a soportar el peso.

Esperen muy pronto mi primer libro por Amazon.

Un saludo,

Josh