La muñeca parlante…

Las flores de primavera salían de sus capullos alegremente mientras la familia no paraba de llamar a la casa. Nadie contestaba, por supuesto. Jacob estaba en otro lugar, en una fría sala de partos con su esposa. Una nena vendría a alegrar la familia. La primera hembra de la familia, todos los demás sobrinos de Jacob eran varones, así que la llegada de Sabrina era todo un acontecimiento familiar que nadie quería perderse.

Como el teléfono de la casa no era contestado por nadie, y ya la familia sabía que ese día nacería la bebé, muchos llegaron hasta el hospital, y en la sala de espera, le rezaban a Dios porque todo saliera bien. Los amigos de Jacob y su esposa también se dieron cita, todos estaban ansiosos por ver el rostro de la muñequita de los Martínez.

****

Lentamente se iban marchando los familiares y amigos de la familia. Muchas horas habían pasado y no tenían noticias de Sabrina. Julia, una compañera de trabajo de Jacob no quería irse. Sentada en aquel viejo hospital, se mantenía en la desesperante espera por tener noticias. Nada. Nadie se acercaba a donde ella. Ya comenzaba a dudar si realmente estaba en el hospital correcto. Seguían pasando los minutos y no tenía noticias. Una hora más tarde, vio que se movilizaban unas cuatro enfermeras, y corrían desesperadas de lado a lado. Esto era visto como raro por Julia, quien no dejaba de mirar todo el movimiento a través de un pequeño cristal redondo que tenía la puerta metálica.

La ansiedad de la amiga aumentaba cada vez más hasta que vio el reflejo de Jacob en un espejo que había en la pared. Fue entonces cuando se levantó de la silla de espera como si hubiese sido pinchada por algún feroz animal. Corrió hasta la puerta del cristal redondo, la empujó sin pedir permiso y corrió hasta Jacob, pero este al verla, se desplomó.

****

El sol se asomaba dando la noticia de que estaba amaneciendo. Se sentía el olor a café en la habitación. Y como si este olor fuera mágico, Jacob abrió los ojos para encontrarse de frente la silueta de Julia, quien conmovida miraba el amanecer. Se había quedado junto a su amigo toda la noche, pero no pudo dormir, aun esta mañana, seguía llorando. Cuando sintió el movimiento de las sábanas, viró su pálido y cansado rostro, y vio a su leal amigo con los ojos entreabiertos.

“¿Cómo te sientes?”

“Adolorido. ¿Por qué estoy con suero?”

“Sufriste un accidente. Un desmayo. ¿Lo recuerdas?”

“Si,” – dijo Jacob, e inevitablemente comenzó a llorar desconsoladamente.

Julia no sabía qué decir o qué hacer. El personal del hospital no le podía informar qué había pasado con este hombre ni por qué lo tuvieron que recluir. Tampoco sabía sobre la esposa, ni de Sabrina, la nueva integrante de la familia. Ni los doctores ni las enfermeras decían una sola palabra a esta mujer que para ellos era desconocida, pero que ante la situación difícil que se presentó, dejaron que cuidara de él.

“Mira, cuando te desmayaste, tenías esta caja rosada en las manos. ¿Qué es?”

“Una muñeca que habla… la hice yo mismo, para Sabrina.” – contestó Jacob con la voz entrecortada, y en un tono casi mudo.

“¡Qué lindo detalle!” – respondió Julia tratando de elevar los ánimos de su amigo, pero sin saber lo que estaba pasando.

“Quiero que la botes. ¡No quiero ver a esa muñeca!”

Al escuchar los gritos, dos enfermeras entraron al cuarto. Sorprendida, Julia agarró por los hombros a una de las efermeras y le suplicó que le dijera qué sucedía, sin recibir respuestas pues sólo le dijeron, “señorita, estamos hasta el cansancio de decirle que no podemos darle información a usted.”

“¡Ya, díganle que las dos murieron en el parto! ¡Julia, llévate la muñeca, quémala, y desaparécete! ¡No quiero volverte a ver!

Y Julia, entendiendo que él sufría enormemente, cogió la caja rosada, y se fue del hospital, pero no sin antes desearle mucha salud a su querido amigo.

**** Continuará ****


Sígueme en:


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s